Mario Lebrón: En Bellas Artes se busca mejor difusión de las escuelas

Mario Lebrón

Las nuevas autoridades de la Dirección de Bellas Artes, encabezada por Mario Lebrón, tienen planes de dar una promoción más profunda a la oferta de esta entidad estatal.

Santo Domingo.- Un trabajo que ampliaría una matrícula que pese a la pandemia y los problemas que esta ha ocasionado en este año, sigue con un buen número de estudiantes: unos 5030 en todo el país y aumentando, según explica Lebrón, quien asegura que constantemente reciben llamadas de padres interesados en que sus hijos estudien una disciplina artística.

Pero en este trabajo Lebrón no está solo, ya que en lugar de tener un subdirector, cuenta con dos. La productora, actriz y cantante, Gracielina Olivero, es subdirectora para el área de educación especializada, y el actor y músico, Ernesto Báez, subdirector para el área administrativa y financiera.

Esto, según ha dicho el director, porque el trabajo es mucho, y aparte de los retos que tienen de forma física y estructural, esta gestión busca dar mayor presencia en la mente de la ciudadanía, que en su mayoría desconoce que el Estado ofrezca estudios de música, danza, artes visuales y dramáticas, de manera gratuita. “Vamos a hacer una difusión más moderna, actualizada, dinámica”, declara Lebrón, en conversación con los medios.

Clases de arte virtuales

En esta entrevista participaron sus colaboradores, Báez y Olivero. Esta última recalca la idea de la promoción de las escuelas, comentando que hace poco se hizo una encuesta en la que la mayoría no sabía lo que ofrecen las escuelas de Bellas Artes.

Pero la situación actual ha hecho que tengan que enfrentarse a otros problemas, como el hecho de que por la pandemia provocada por el Covid-19, las clases, que aún no comienzan, tengan que ser a distancia. “Impartir una clase de danza no es fácil a nivel virtual”, comenta Olivero, y que los profesores se están preparando para hacerlo de esta manera, y que el director está gestionando los equipos para que las clases puedan tener lugar en el tiempo que están pautadas.

Para inicio de la docencia se tiene el día 2 de noviembre, aunque ellos quisieran hacerlo antes, el 26 de octubre, y según dicen se preparan para que profesores y alumnos estén listos para esa fecha, y que también se encuentre una mejor salida, como que las clases sean semipresenciales.

Igualmente, se trabaja en la preparación de un espectáculo que sería presentado en línea. Una presentación que esperan tenga lugar antes de fin de año, y Lebrón ha ordenado a que las compañías estén listas para trabajar en marzo de 2021 con público. “Y sino, adaptarnos a la virtualidad”, dice.

La Dirección de Bellas Artes es una entidad que está descentralizada, pero dependiente del Ministerio de Cultura, una autonomía administrativa que aún está en adaptación a más de un año de iniciada.

Un proceso que Lebrón entiende la pandemia ha hecho más largo, y en el que compañías como el Ballet Nacional Dominicano, salió afectado, ya que de la veintena de bailarines con que contaba antes, ahora solo lo integran nueve. “Cuando vino la desconcentración, hubo un grupo de bailarines que fue retirado por ese mismo problema, porque estaban por contrato”, explica Gracielina Olivero.

Otro que está falto de integrantes es el Teatro Rodante, que solo tiene tres actores, pero del que Lebrón ha dicho que están en proceso de contratación otros artistas dramáticos. “Es muy importante porque es el que viaja a los pueblos con obras con mensajes sociales, patrios, y tienen mucha incidencia en los pueblos alejados, en las escuelas”, recuerda Lebrón, quien entiende que una agrupación de esa naturaleza necesita 10 o 12 actores.

este aspecto de que los artistas dramáticos y musicales salgan de las salas a difundir sus talentos a la calle. “Quiero ver las compañías en los pueblos, difundiendo su trabajo, ya algunas lo hacen, y que tengan buenas condiciones para viajar”, comenta el director, quien cuando asumió este puesto en Bellas Artes expresó que su prioridad sería el aspecto financiero de la entidad.

Problemas estructurales

De eso hace poco más de un mes, y en la actualidad sigue ajustando cosas y en el proceso de resolver los problemas de infraestructura que tienen distintos espacios en los que tiene vida en los diferentes edificios en los que se desarrollan las actividades, docentes, administrativas y escénicas. “Esos problemas eran de esperarse, no me sorprenden, bueno, a eso me pusieron aquí, a resolver problemas. Nadie me dijo que era fácil”, comenta Lebrón, con aire optimista.

Esos problemas físicos incluyen aires dañados, filtraciones, las dos salas de ensayo de los ballets inutilizables, problemas en los baños, puertas, entre otros. “Estamos en proceso de evaluación de todo, a ver financieramente qué significa resolverlo”, continúa el actor y director, quien tiene en Ernesto Báez al encargado de esta parte, determinando todos los problemas, dándole un número y saliendo a buscar la forma de resolverlos.


TE PUEDE INTERESAR

Una semana de teatro que abre pantallas en lugar de telones


FUNCIONES

Escuelas.

Conservatorio Nacional de Música; Escuela Elemental de Música Elila Mena; Escuela Nacional de Danza; Escuela Nacional de Arte Dramático; Escuela Nacional de Artes Visuales; Escuelas y Academias de Música en las Provincias.

Compañías.

Orquesta Sinfónica Nacional; Coro Nacional Compañía Lírica Nacional; Ballet Nacional Dominicano; Ballet Folklórico Dominicano; Compañía Nacional de Danza Contemporánea; Compañía Nacional de Teatro; Teatro Rodante; Sistema Nacional de Bandas de Música Sistemas de Orquestas Infantiles y Juveniles

Fuente: 

Comparte esta entrada en tus redes sociales

Acerca de todoporelarterd

Todo por el arte RD, es un medio digital que busca impulsar el arte y la cultura de la República Dominicana, mediante reportajes de todas las áreas del arte. Fundado el 24 de diciembre del 2010

Ver todas las entradas de todoporelarterd →

Deja un comentario